FACEBOOK, Vanidad y un puesto de trabajo.-. Un trío poco recomendable


La sociedad actual ha creado una dependencia del ciudadano a las redes sociales, que lleva a que en ocasiones esa necesidad de comunicar en todo momento donde estamos o qué hacemos nos pueda costar el puesto de trabajo. 


Leyendo la Sentencia dictada por el Tribunal superior de Justicia de Valladolid, de 28 de Noviembre de 2013, resolviendo el recurso de suplicación contra la dictada por el Juzgado de lo social n.2 de Salamanca que declaraba la procedencia del despido disciplinario de la actora, comercial de profesión en empresa de compraventa de vehículos, se convalida esta percepción inicial. 


El supuesto de hecho es el siguiente:


La trabajadora, en horario laboral, utilizó el ordenador de la empresa para hacer comentarios en   Facebook de fotos de sus amigos, así como se ausentó de su puesto de trabajo para probar un vehículo de la empresa junto son su novio, colgando después la foto en dicha red social bajo el comentario " Vaya tarde de barro".




La empresa tuvo conocimiento de los hechos dos meses después, al ver la foto publicada en Facebook, procedió a levantar un acta notarial para certificar los hechos y posteriormente despedir a la actora imputándole un grave y culpable incumplimiento de los deberes laborales por transgresión de la buena fe contractual abusando de la confianza depositada por la empresa en el desempeño de su trabajo. 


La sentencia desestima el recurso y ratifica la procedencia del despido al considerar que la actora,  prevaliéndose de su puesto de trabajo y abusando por tanto de la confianza y de la ausencia momentánea del jefe de ventas utilizó para fines particulares, un vehículo de la empresa, conducta ésta que por sí sola sí tiene la suficiente entidad, como para justificar el despido que se considera procedente.



Dicho lo anterior son varios los puntos a destacar:


  • Que la trabajadora se ausente de su puesto de trabajo en horario laboral para pasar la tarde con su novio utilizando un vehículo de la empresa es una conducta de por sí reprobable y que evidentemente supone un abuso de confianza de suficiente entidad para implicar el despido disciplinario. 


  • Pero lo que considero relevante por encima de todo es el modo en el que la empresa tiene conocimiento de los hechos, y que es la publicación de la actora de la foto en Facebook, lo que pone de manifiesto que la vanidad puede llegar a costar el puesto de trabajo. 


  • La trabajadora utilizó el ordenador de la empresa, en horario laboral, para navegar por dicha red social. La empresa tiene conocimiento de la anterior al levantar un acta notarial que certifica dicho extremo y lo utiliza como medio de prueba en el juicio. 


La utilización de un acta notarial y el rastreo informático del ordenador de la empresa como medio de prueba, nos lleva a un conflicto, no resuelto, entre el derecho fundamental al secreto de las comunicaciones (artículo 18.3 CE) y el derecho de libertad de organización de la empresa (artículo 38 CE). 


Sin duda es un problema de prueba, que pese al criterio de la Sala de Valladolid, no puede llevar a una solución única en todos los supuestos, ya que debemos estar al caso concreto.


Aviso a navegantes, durante la jornada laboral el trabajador no puede disponer de su tiempo para atender a sus fans en las Redes Sociales.  

Laura Mollá Enguix (Socia fundadora GMR Management) | 3 enero 2014